Cabello sano

Mejore la condición de su cabello con alimentos


Proteína
Como el cabello está hecho de proteínas, asegurarse de tener suficientes proteínas en su dieta es crucial para hacer que el cabello sea fuerte y saludable. Si no consume suficientes proteínas en su dieta, es probable que su cabello se vuelva seco, quebradizo y débil. Las dietas extremadamente bajas en proteínas pueden provocar la caída del cabello. Elija pollo, pavo, pescado, productos lácteos y huevos como excelentes fuentes de proteínas junto con fuentes vegetarianas como legumbres y nueces.

Hierro
El hierro es un mineral especialmente importante para el cabello y muy poco hierro (anemia) es una causa importante de pérdida de cabello. El folículo piloso y la raíz son alimentados por un suministro de sangre rico en nutrientes. Cuando los niveles de hierro (ferritina sérica) caen por debajo de cierto punto, puede experimentar anemia. Esto interrumpe el suministro de nutrientes al folículo, afecta el ciclo de crecimiento del cabello y puede provocar la caída. Los productos animales como la carne roja, el pollo y el pescado proporcionan hierro con una alta biodisponibilidad, lo que significa que el hierro está fácilmente disponible para el cuerpo. Los vegetarianos pueden aumentar sus reservas de hierro al incluir lentejas, espinacas y otras verduras de hoja verde como el brócoli, la col rizada y las verduras de ensalada.

Vitamina C
La vitamina C ayuda a la absorción de hierro, por lo que los alimentos ricos en vitamina C son buenos para comer junto con alimentos ricos en hierro. La vitamina C también es un antioxidante, por lo que el cuerpo la usa fácilmente. Las mejores fuentes son el grosellero negro, los arándanos, la brócoli, la guayaba, los kiwis, las naranjas, la papaya, las fresas y las batatas. La vitamina C ayuda en la producción de colágeno, que fortalece los capilares que abastecen los tallos del cabello.

Omega-3
Los ácidos grasos Omega-3 son grasas importantes que nuestro cuerpo no puede producir por sí mismo y, por lo tanto, deben obtenerse a través de nuestra dieta. Los omega-3 se encuentran en las células que recubren el cuero cabelludo y también proporcionan los aceites que mantienen el cuero cabelludo y el cabello hidratados. Esté atento a los pescados grasos como el salmón, el arenque, las sardinas, la trucha y la caballa y las fuentes vegetales, como el aguacate, las semillas de calabaza y las nueces.

Vitamina A
Los ácidos grasos Omega-3 son grasas importantes que nuestro cuerpo no puede producir por sí mismo y, por lo tanto, deben obtenerse a través de nuestra dieta. Los omega-3 se encuentran en las células que recubren el cuero cabelludo y también proporcionan los aceites que mantienen el cuero cabelludo y el cabello hidratados. Esté atento a los pescados grasos como el salmón, el arenque, las sardinas, la trucha y la caballa y las fuentes vegetales, como el aguacate, las semillas de calabaza y las nueces.

Zinc y Selenio
La protección del cuero cabelludo involucra otros minerales importantes, especialmente zinc y selenio. La falta de zinc puede provocar la caída del cabello y un cuero cabelludo seco y escamoso. Los cereales fortificados y los cereales integrales son una buena fuente de zinc junto con las ostras, la carne y los huevos.

Vitamina E
El sol puede dañar nuestro cabello al igual que puede dañar nuestra piel, así que asegúrese de comer alimentos ricos en vitamina E para proteger su cabello. Las nueces son potencias nutricionales, que proporcionan zinc y selenio, así como vitamina E, así que trate de incluirlas como parte de una dieta balanceada.

Biotina
La biotina es una vitamina B soluble en agua. Demasiada poca biotina puede causar cabello quebradizo y puede provocar la caída del cabello. Incluya alimentos ricos en biotina como cereales integrales, hígado, yema de huevo, harina de soya y levadura.


¡Espero que tengas suficiente inspiración para la lista de compras!