Alopecia traumatica

La alopecia traumática es a menudo una consecuencia de factores externos tales como alaciar el cabello, permanentes, coloraciones o tintes o trenzar el cabello demasiado tenso. Cuando se realiza la permanente, la banda elástica del rizador puede ser puesta demasiado cerca a la piel, llevando así a que el cabello se sobre extienda y que posiblemente se rompa (aunque crecerá de Nuevo). Esto puede ocurrir especialmente con cabello muy delgado. Si se usa un tratamiento liquido para el cabello de la manera errónea, puede ocurrir daño a la piel y/o el cabello. El uso inadecuado de substancias tan Fuertes puede causar que el cabello se quiebre. La resequedad, especialmente cuando se habla de cabello delgado, puede ser una causa de que los cabellos se rompan cuando se tiñen o se les da color. El cabello tiende a convertirse en demasiado sensible a medida que envejecemos. Esto significa que la cuenta más grande debería ser tomada de una posible alopecia traumática en años venideros cuando se usan productos para el cabello. Los cabellos que se han roto también pueden caer, significando así que en proporción se han perdido mas cabellos se han caído de los que han crecido. Esto causa que el cabello se adelgace. Cada quien tiene un tipo particular de cabello, sensible a factores externos. La alopecia traumática es fácilmente reconocible, ya que se ve un gran número de cabellos rotos. El cuero cabelludo se ve normal, aunque hay diferencias en el número de cabellos y la manera en la que estos crecen a través del cuero cabelludo. Generalizando, no hay tratamiento disponible para la alopecia traumática. Sin embargo, se puede intentar estabilizar la situación al no trenzar el cabello muy tenso o no someter el cabello a permanentes, coloraciones ni tinturas.

Dr. Feriduni
Invest in your hair; it's the only crown you can't take off